Terapia sexual

La sexualidad es inherente al ser humano, forma parte de nosotros desde que nacemos hasta que morimos.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), “la sexualidad humana se define como un aspecto central del ser humano, a lo largo de la vida. Abarca al sexo, las identidades, los papeles y roles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales”.

De este modo la terapia sexual se centra en resolver las dificultades que puedan surgir en la sexualidad de la persona, ya sea en su vida individual o de pareja.

Algunos de los problemas más comunes que se tratan en terapia son:

  • Disfunciones sexuales masculinas
  • Disfunciones sexuales femeninas
  • Deseo sexual inhibido
  • Conflictos y traumas sexuales
  • Mejora de la sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *